Skip to content

“Cuento de un pensamiento en el silencio” proceso de investigación de la escucha

“Bocetos y poemas” libreta de escritos y poemas como proceso de investigación

“Un bosque solo puede percibirse con lentitud, abandonando el ritmo de la máquina”

– Antonio Elio Brailovsky

Darién es un espacio donde la retina puede detenerse en la contemplación del detalle, la simpleza, el horizonte o la textura, teniendo siempre como coordenada principal la idea de la experiencia íntima con la naturaleza, donde puede reflejarse no solo el ritmo incesante de la misma sino también la magia de cada movimiento, las vidas más diminutas, los tesoros efímeros de la manifestación visual y la inagotable vida que yace en cada zona del territorio.

Observar la selva se asume en este caso como la detención ante la grandeza tanto estética como poética de un territorio virgen y dispuesto siempre a la inclusión del observador desprovisto de una idea estática y figurada de la naturaleza, capaz de abrirse a la manifestación desnuda de aquello que se ve, que al tiempo constituye la posibilidad de registrar los eventos en fotografías, poemas o ilustraciones donde se plasma no tanto un recuerdo del lugar como sí una expresión directa de su vida, en donde el haiku se torna profundamente significativo, dado que allí “la realidad a veces parece insinuada pero la experiencia en el viviente vacío deja lo esencial y refleja el espacio con plenitud” como lo describe Samuel Wolpin. El haiku entonces es un estado de atención en el presente, el haiku es una escucha profunda.

 

logo eter copy